miércoles, 1 de junio de 2016

Hammered de Kevin Hearne

9595620Título: Hammered
Autor: Kevin Hearne
Saga: Crónicas del Druida de Hierro
Libros saga: Acosado / Acorralado / Hammered / Tricked / Trapped / Hunted / Shattered / Staked
Editorial: Del Rey Books
Nº páginas: 310
ISBN: 9780345522481
Precio: 7,28 €
Thor, el dios nórdico del trueno, es peor que un fanfarrón y un matón que ha arruinado incontables vidas y ha matado a decenas de inocentes. Después de muchos siglos, el vampiro vikingo Leif Helgarson está listo para obtener su venganza, y que le ha pidió a su amigo Atticus O'Sullivan, el último de los druidas, que le ayude a acabar con esta pesadilla nórdica. Una de las estrategias de supervivencia que le ha servido a Atticus durante más de dos mil años: es mantenerse alejado de el tipo con los relámpagos. Pero las cosas se están caldeando en la casa de Atticus en Tempe, Arizona. Se avecina una guerra vampiro, además de cazadores de demonios rusos que se hacen llamar los martillos de Dios están proliferando. A pesar de múltiples advertencias y presagios de consecuencias nefastas, Atticus y Leif viajan al plano nórdico de Asgard, en el que se unen un hombre lobo, un brujo, y un ejército de gigantes de hielo para un enfrentamiento épico contra valquirias viciosas, dioses enojados, y el mismísimo gamberro portando el martillo de trueno.



Una vez más estamos ante otra saga que ha dejado de ser publicado en castellano y por consiguiente hay que leerla en inglés si uno quiere continuar con las aventuras del druida de hierro Atticus O'Sullivan. Los libros de Hearne están cargados de ironía y de sarcasmo, además de múltiples escenas de acción y muchas peleas, todo ello entrono no solo a la mitología celta, sino también, en esta ocasión, a la nórdica y pinceladas de la mitología griega.

La historia comienza con el cumplimiento de una de las tantas promesas que Atticcus hizo en el anterior libro y que lo obligan a ir a Asgard, la dimensión de los dioses nórdicos. A pesar de que la primera incursión debió haber sido coser y cantar, el druida encuentra más problemas de las que jamás había pensado posibles y esto ocasiona que se vea obligado a dejar atrás toda su vida en Tempe y comenzar en otro lugar. Pero antes de esto debe cumplir con un pacto: llevar al vampiro Lief a Asgard para que pueda matar al dios del trueno, Thor. Así que aunque realmente no lo desea, Atticus lleva a Lief y a otros a una cruenta y sangrienta batalla contra de los poderosos dioses nórdicos.

Una de las cosas que más me gusta es el mundo que se nos presenta. Los dioses y los otros reinos o dimensiones son creados por los humanos cuando creen en algo fervientemente. Pero esto no solo se limita a religión como tal sino todos aquellos mundos y personajes que obsesionan a las personas. Conocemos varios personajes, como a Jesús. Si Jesús, el Mesías y todo lo demás. Viene a charlar un rato con el druida y darle un par de consejos, se presenta como un personaje muy enrollado,que  me recordó un poco a los hombres de los años 70, hippies y diciendo paz y amor a diestro y siniestro. Además conocemos sobre el pasado de Lief que siempre había sido un misterio y la razón de su odio hacia Thor.

En esta ocasión podemos entrever detalles del pasado de Atticus y nos habla brevemente de aquellos a quien amó y a quienes perdió y esto lo hace más humano e hizo que me gustara aún más (sin quererlo ni beberlo me imagino a Atticus como un pelirrojo buenorro y musculado lleno de tatuajes, con sonrisa pícara y mirada sexy). Es un hombre para el cual dar su palabra es algo importante y ayudar a sus amigos es una prioridad. Aún cuando esto lo lleve a casi perder la vida.

En cuanto a la trama, empieza casi de sopetón con que nuestro druida va a saldar primero la deuda que tiene con Laksh y los tejemanejes con Ratatosk e Yggdrasil. Cuando vuelve a Asgard con el séptimo de caballería, la trama se vuelve algo sosa, aunque eso no le quita puntos de graciosa y emotiva, con reencuentros y despedidas. A pesar de esa pequeña desavenencia con la trama, me ha gustado bastante ver que toda la historia, a pesar de mantener su punto gracioso, va tornándose más y más oscura. Vemos evolución en los personajes, conocemos más retazos de su pasado, algunos se quedan y otros se van.

Además, el libro no es exactamente igual que sus predecores. Para empezar, Oberon, el genial perro con el que Atticus se comunica telepáticamente, no sale mucho y él siempre le da un toque de ligereza a cualquier situación, con su humor y sus ganas de comer salchichas a todas horas. Pero la mayor parte de la lectura se va en batallas y despedidas y no deja lugar para muchos momentos divertidos. Por lo que no ha conseguido encandilarme tanto ya que en los anteriores el humor estaba mucho mas presente.

En definitiva, una buena continuación más oscura y con menos humor, pero que profundiza en la historia de los personajes, en concreto de nuestro druida, donde la venganza, y nunca mejor dicho, se sirve fría. Con ganas de leer Tricked y que espero que la trama recobre el interés de los dos primeros libros y que se mantenga el ambiente oscuro y peligroso que se está forjando en la saga.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada