lunes, 14 de diciembre de 2015

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas de Laura Norton

22106378Autor: Laura Norton
Saga: Libro único
Editorial: Espasa
Nº páginas: 352
ISBN: 978-8467041583
Precio: 19,90 €
Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien?¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?Y lo más importante: ¿Te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa,  para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy  maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que  su piso se convierte en una especie de camarote de los  hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y  su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que  lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará  leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde  el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Este libro, digamos, que fue un boom cuando lo publicaron. Si no es porque mi madre lo regalo creyendo que era un libro de autoayuda o algo parecido, no lo hubiera leído ni ahora ni nunca. Suerte que no gasté dinero en el pero una pena que mi amada madre se gastara su dinero en un libro que no merece la pena ni tiempo para leerlo.

Para haceros una idea de que va el libro, nos cuenta la historia de Sara, una treintañera con una vida más o menos centrada y con las ideas claras, al inicio del libro; estudió Química en la universidad, pero decidió no pasar su vida en un laboratorio y pasarla en el antiguo taller de su abuela, heredando de ella su antiguo oficio que es ser plumista. Tiene una relación estable y madura con Roberto, su pareja, de la cuál está profundamente enamorada y su relación parece tener futuro.Sin embargo, su estabilidad se verá destruida por unos cuantos (bastantes) sucesos que la vida pone en su camino; su padre y su hermana se han ido a vivir con ella al separarse sus padres, Roberto se va a vivir un año a París por temas de trabajo, y probablemente el hecho que más cambie su vida es Aarón, su amor de la adolescencia, el cuál ella creía que tenía superado y aparece en su vida de la forma más inesperada.

Parece que el libro no pinta mal, y que esperas sea divertido, ameno, fresco, con unos personajes bien desarrollados y profundos, con sentimientos, pues STOP, porque aquí no lo vais a encontrar. El propio libro cita: "Te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas", vamos ni por asomo, entretiene pero ya, es simple, forzado, sin chispa y con unos personajes que te desquician, en concreto su protagonista, Sara. Mientras leía me daba ganas de zarandearla y decirla, despierta, pero en que mundo vives tú.

Cuando leí el título y las reseñas me esperaba un libro con el que te descojonaras. Pues no, me habré reído en dos o tres partes del libro y nada más. Me ha resultado demasiado densa explicativamente. No es que sea difícil de leer, de hecho es entretenida con sus personajes y diálogos tan surrealistas, pero se hace lenta sin apenas avanzar por explicarlo todo.

Al inicio de la lectura todo iba bien, me entretenía, incluso me divertía, hasta que comencé a aburrirme y me resultó pesado. Laura Norton se va por las ramas y se pasa de pesada. De pronto hay diálogos insportables e innecesarios,  además está lleno de párrafos sin sentido que para lo único que servían era para rellenar, que lo único que hacían era aburrir y dar la lata. Se vuelve muy pesado y lento.

Para colmo los personajes de esta historia, no hay ninguno que se salve, quizás el Vikingo, pero por los pelos. La autora nos muestra, una familia muy destructurada (por no decir otra cosa) por la que la protagonista se deja invadir hasta que casi la llevan a la ruina. Una protagonista que no pone límites pero se queja ante las consecuencias de sus no acciones. Y para más incoherencias, la protagonista está enamorada de un chico que nunca hace nada concreto y su novio, el que está lleno de realidades no es el amor de su vida, con deciros que hacia el final esta pareja termina teniendo la escena más incoherente de todas, y en mi cabeza no llegaba a comprender.

El final me perció bastante decepcionante y predecible. Basicamente, está muy poco elaborado, y todo lo que no se entendió, se arregla mágicamente y brevemente, terminando el libro de una forma muy abrupta. Además, se podía intuir como iba a acabar la historia desde casi el primer tercio del libro.

En resumen, estáis ante un libro que puede que sea divertido, ameno y con personajes que lo bordan, pero que para mi narra las aventuras incoherentes de una mujer para lograr su sueño y que se ve arrastrada por los malos consejos de su familia, novio y amigos. No es un libro que recomendaría pero vosotros quizás le deis una oportunidad, yo solo os digo ¡Suerte!

 

4 comentarios:

  1. Hola, pues como tú, yo tampoco tengo ganas de leer este libro y por lo que cuentas, creo que no me pierdo nada. No me llamó ni siquiera cuando estaba por todas partes, no creo que sea para mí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Jajajaj y yo que pensaba que este libro debía ser divertido con ese titulo, pero parece que hice una buena decisión al no agarrarlo :P
    besos!

    ResponderEliminar
  3. No es el género que suelo leer pero me llamó la atención por el título ... Se lo pediré a una amiga para leerlo, más que nada por curiosidad, pero no creo que lo compre.

    ResponderEliminar
  4. NeoBux is a very popular work from home website.

    ResponderEliminar